Publicidad que no convence y buena publicidad

Esta vez me he decidido a escribir acerca de la publicidad. Esta disciplina que se encuentra dentro del área de comunicación puede tener varios objetivos, entre ellos:

-Convencer o persuadir para hacer probar un producto o servicio nuevo.

-Presentar una nueva utilidad de un producto o servicio.

-Incentivar las ventas de un producto o servicio.

-Mejorar o cambiar la imagen de marca de la empresa o del producto.

-Crear un posicionamiento en la mente del consumidor/cliente o incluso cambiarlo o mantenerlo.

En realidad podríamos escribir solamente un post sobre los objetivos publicitarios pero como ese no es el tema que hoy ocupa este espacio estos han sido los que son más usuales y me he decidido a incluir.

En referencia a los anuncios publicitarios, muchos recordaréis campañas de publicidad que han logrado con creces el objetivo marcado. Un ejemplo muy claro de ello fué sin duda la publicidad de BMW con el slogan de: ¿Te gusta conducir? No sólo aumentaron considerablemente sus ventas sino que cambió el posicionamiento de BMW. Hasta aquel momento, estaban considerados como coches de lujo para personas de muy alto poder adquisitivo, mayores de 55-60 años, etc. Era un perfil muy definido y nadie que no fuera de ese público objetivo se aventuraba a comprar un BMW. Pero entonces llegó esta campaña y su perfil cambió radicalmente, jóvenes y de distintos rangos sociales comenzaron a adquirir estos coches, porque ¿a quién no le gusta conducir un buen coche?.

Éste sería un buen ejemplo de buena publicidad, pero entonces, ¿qué se considera como mala publicidad? La respuesta sería muy clara bajo mi punto de vista, a la que no consigue los objetivos o no se recuerda la marca o producto para la que se ha realizado la campaña. Sería una buena definición, ¿no?.

¿No os ha ocurrido alguna vez, que os ha parecido un anuncio muy bueno, gracioso, incluso que lo repetis o comentáis con los amigos, familia, etc. pero que no consiguis acordaros del producto o marca en cuestión que se estaba anunciando? Ese sería un buen ejemplo de lo que yo consideraría una mala publicidad, porque aunque el anuncio coseche premios de creatividad, no ha cumplido los objetivos marcados por el anunciante.

Me gustaria incluso destacar algún anuncio que a pesar de que se recuerde el producto y la marca (en principio logran el objetivo de recuerdo y asociación con la marca y producto), pero crean el efecto contrario, esto es, no comprar ese producto porque el anuncio crea una reacción contraria, comienzas a odiar la marca o el producto. Esto suele ocurrir cuando esa publicidad patrocina un espacio de televisión que odias o consideras ofensivo, cuando el propio anuncio te parece horrible o lo odias, etc. En este caso, aunque se cumplan una parte de los objetivos otros no se cumplen: posicionamiento de la marca, aumento de las ventas, etc.

En mi caso, me gustaría destacar un ejemplo claro de este último que para mí sería el anuncio de “la rascadora profesional de la Once”. Este anuncio a mí me hace odiarlo por todas partes, no sé a vosotros pero a mí me hace el efecto contrario, el de odiar a la protagonista del anuncio. Además, me hace pensar…¿porqué chilla así esa mujer y quien narices la ha contratado para este anuncio? y… ¿todos tienes que gritar de esa forma? ¡Qué horror! Aunque a nivel de objetivos puede haberlos conseguido, ¿es contraproducente?

Bueno, esa es mi visión, ¿cuáles creéis que son para vosotros los peores anuncios o mala publicidad que habéis visto últimamente o que recordáis?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s